domingo, 4 de enero de 2009

NUESTRO DESTINO... EL MISMO QUE NOS UNE Y NOS SEPARA

Este es mi rincón, sólo mío, y no puedo permitirme dejar de escribir lo que quiero y como quiero. Porque callé y hablé, me llevé al límite para no mostrarte que me estaba desinflando y eché los restos para aliviar tus cargas, para no sumar otra preocupación a tu conciencia, para mantenerte fuerte. Por eso, igual que creo que tengo todo el derecho del mundo a ser absolutamente libre y sincera para escribir, tienes el mismo derecho a seguir leyéndome, censurarme, borrarme o salir corriendo.

……………………………………………………………………………………………………......

(Editado durante varios días)

1 de enero, o de cómo soportar un jarro de agua fría horas después de tomar las uvas.

2 de enero, o de cómo amainar la pena con alcohol, lluvia y un paseo junto al mar.

3 de enero. Esta noche no me tocaba dormir sola. No sé si me consuela saber que soy la que menos explicaciones debe dar y recibir. Algo bueno tenía que tener ser el segundo plato, el rollo, la amante, el aire fresco, la tercera, la cuarta o la quinta en discordia, el paréntesis (no pongas esa cara, va con cariño). No soy yo la que tiene que tomar decisiones transcendentales ni ordenar el caos y los muebles. Yo pasaba por allí, fuiste a por mí y me dejé seducir. Al fin y al cabo yo no tenía nada que perder y tú querías saber si lo ideal era sinónimo de real, si eran ciertos tus deseos, tus palabras, tus sueños. Viajamos por las nubes sin invocar recuerdos de mi pasado y tu presente, nos entregamos como si fuera para siempre o como si no fuera a haber otra ocasión. Te besé con la ternura infinita que me transmitieron tus besos, inolvidables. Cuántas veces nos dijimos que sería la primera y la última vez… y aunque estuviera mentalizada, nunca se termina de estar preparada para un desenlace rápido, implacable y sin avisar.

Cuatro y pico de la madrugada. Mucho humo. Razón medio nublada. No sé cuántas cervezas. No me gusta hablar demasiado por si resulto cansina. Me molestan los monólogos, los míos y los ajenos. Nada me ha servido tanto como la intensa terapia con Clara, compañera de juergas, batallas, mala suerte, ideales y frustraciones. Fiel camarada de mis naufragios, de cómo arreglar el peor mundo del mundo con el humor más inteligente, riéndonos de nuestras propias desgracias. Clara me ha hecho relativizar, bajar, pensar, racionalizar, valorar, sopesar y medir la situación de cabo a rabo. Estas sesiones son las mejores, todas gratis e ilimitadas en tiempo. Y tantas horas de conversación me han ayudado a sobrellevar el dolor, si es que éste no es simplemente producto de mi imaginación.

No es la distancia. Es cualquier cosa menos la distancia.

Aún te me atragantas cuando te pienso y te mentiría si te dijera que te he borrado de un plumazo. Sí me gustaría enterrar algunos pedacitos de ti, los que escuecen, queman o hielan. Me ha dolido literalmente el corazón cuando Amaia me decía no sé qué del mar, de libertad, del verbo puedo o cuando le pedí prestado a un tal Rodríguez un trocito de tu esencia… daría lo que fuera por anestesiarme el alma unos días para no tener que curar más heridas, para no cambiar más tiritas, para no recordar los viajes al dolor. No borraría nada pero sí volvería al punto de partida cada vez que me ocurra algo así, para concienciarme y guardar un rato el corazón en el congelador antes de situarme al borde del precipicio. Porque aún me llueven los recuerdos de aquellos días que corríamos al viento…

Pero como dice otra canción, ahora que estás un poco más alejada de mí, que ya no soy importante me iré, sin hacer nada de ruido. Al menos es mi pretensión a corto plazo. No sólo lo haría por mí sino por ti. No quiero ser un obstáculo ni una pérdida de tiempo, no quiero líos ni jugar con el fuego que ha terminado quemándome. Te dejo tranquila para que cada uno de tus amaneceres sean libres y rebosen de paz, para que cada noche te acuestes sin otra carga, para que reconstruyas tu vida y luches por lo que verdaderamente te hace feliz.

Me quedo con la magia y la emoción que me brindaste siempre. Porque antes de fundirnos ya nos habíamos unido de una manera más que especial, y eso sí que permanecerá indisoluble con el paso del tiempo. Me quedo con tu honestidad que no ha sido sino el principal motivo por el que he aprendido a quererte. Me quedo con esas 24 horas, con tus canciones, tu cariño, tu valentía y humildad. Me quedo con muchísimas cosas más que tal vez te cuente durante ese café que tanto se está haciendo esperar.

Ahora me pregunto si fue real o nos lo inventamos para tapar nuestras miserias. Al menos, yo, te puedo asegurar, que te hablé con el alma, que todo lo sentí.

Después de unos días, algo menos inconsciente, esos acordes de guitarra que me cortaban la respiración suenan más suaves, más dulces y bonitos. Cierro los ojos y me traslado, por una milésima de segundo, a tus sábanas, buscando tu abrazo y pidiéndote que me beses una vez más.
Pero sabes que, por encima de todo, mi prioridad siempre ha sido cuidarte, animarte y apoyarte en cualquier circunstancia, pasara lo que pasara. Por eso te deseo, de corazón, la mayor de las felicidades, que es la que te mereces. Y te espero para que me sigas haciendo partícipe de tu lucha por ver cumplidos todos tus sueños.

Que llegue pronto el café, que no se enfríe, que guarde bien los recuerdos y quién sabe, nos vuelva a empapar de magia.

15 comentarios:

Brit dijo...

Ni estando al límite como me encuentro saldría corriendo por nada del mundo ( aunque no lo creas,no es mi estilo ), jamás podría borrarte,estás grabada a fuego.Imposible censurarte,necesito de éstas letras que me suben y me bajan del cielo.
Desde el más profundo de mis rincones oscuros donde ahora me encuentro, no me siento con derecho a nada sobre ti.
No quedan lágrimas, ya no hay sangre. Como una estocada limpia, directa y sin esperarlo entrando a matar.
Del cielo al infierno, en pocos días. Del sueño a la realidad?

Estaré bien. Saldré de esta,lo sé.Yo no tengo a Clara, pero...tengo fe. Quiero creer...quiero saber...Esconderme del miedo y mirar de una vez.

Gracias por ser el sueño que siempre quise cumplir. Por un puñado de sueños inventados e imaginados hechos realidad.
Gracias por tu calma,tu serenidad,las palabras los besos...la paz.
Gracias por los pueblos, las ciudades, "la ciudad". Por el compromiso inexistente inventado.
Gracias por transportarme con tu aroma hasta donde estés.

Lo siento...por no estar a la altura.

Alba dijo...

Me siento una intrusa... así que te dejo un abrazo fuerte y me marcho.

Pd.- Feiz año nuevo preciosa!!!

SinRespiración dijo...

No se que comentar... la verdad... desearte feliz año y muxos animos, un beso.

Mikhon dijo...

Las heridas duelen incluso cuando solo queda un pequeño recuerdo de ellas.

Un besote y sigue adelante

lucía dijo...

Uf... me dejas sin palabras. vi tu comentario, me hace ilusión que alguien siga entrando de vez en cuando a pesar de no estar segura de si sigo ahí... Si vuelvo serás la primera en saberlo, prometido ;) Respecto a tu post... estoy convencida de que siempre llega un momento en que todos aprendemos a ser felices. Un abrazo de los de siempre ;)

helen dijo...

creo que sólo puedo escuchar y callar...

un súper abrazo

ertorito dijo...

muchos ánimos chiquilla!!

Tom Baker dijo...

Si ni siquiera en tu propio blog no puedes escribir lo que se te antoje... mal vamos. Mucho apoyo u un abrazo enorme ;)

eva dijo...

Para ti.

http://es.youtube.com/watch?v=ttjsvVG00vc

Besos.

acoolgirl dijo...

Etas cosas siempre duelen porque as todo y bueno... quizá no alen como soñabas...

Quédate con los buenos momentos vividos, cicatriza las heridas y a seguir hacia delante.

Un besoteee

Sira dijo...

Como no sabría qué decir...simplemente que me alegro de que escribas sin tapujos y saques todo lo que quieras aquí. Un abrazo fuerte!

ELRAYAn dijo...

evidentemente, faltaría más que no pudieras escribir lo que sientes en tu propio blog.

yo hago exactamente lo mismo, a quien no le guste que no lo lea.


MUA

Verónica (peke) dijo...

Ese destino que os une y os separa, es el destino, o la simple necesidad de teneros????
Lo que escribes sale directo del corazon, transmite la fuerza y la idea que me llevo conmigo misma.

besotes de esta peke.

pd: un cafe??

simplementeyo dijo...

Hola guapa, algunos de esos sentimientos podría firmarlos.. pq los siento tal cual, Amaia Montero tb hace q las lágrimas acudan raudaz a mis mejillas.. Pero en mi caso, este amor a tres no solo fue duro por la situación, sino pq él no fue quien dijo ser. Así q en la parte de la sinceridad y todo eso, diferimos.. Yo he decidido alejarme mucho de él, pq no me hacia bien, en tu caso, veo q podréis salvar una amistad. (En el mio con mi ex, lo logramos y ahí esta ahora ayudandome a salir de esta). Bueno si quieres entender algo más de lo q te digo, ve a mi blog y lo sabrás.. Cuidate mucho y ánimo..
PD; nunca dejes de escribir lo q sientes pq pa eso es mi blog.

Mónica dijo...

Eso de estar separadas...
No es del todo bueno...

Un beso