viernes, 13 de marzo de 2009

EN MADRID TAMBIÉN SALE EL SOL

Hoy subí medio puntito... bueno, vale, un pelín más, pero sólo un poco más.

En Madrid también luce el sol, y de qué manera. Los días tienen más luz si la proyectamos desde dentro, si la creamos. Hasta los días más grises pueden tener la luz que nos da la vida, aunque haya gente que crea que es una cuestión territorial, que cuanto más al sur, más alegría ;-). Soy más partidaria de pensar que el clima de una ciudad lo inventa uno mismo según el estado anímico que presenta.

Esta mañana, una de mis ex, hoy día gran amiga, me ha recordado la intensidad con la que estoy acostumbrada a vivir los segundos. Tanta, que cuando no la tengo, cuando mi vida es aparentemente monótona y no hay demasiadas emociones que contar, me hundo en una apatía superior a mi capacidad para reaccionar y hacer balance de mis últimos años. Me dice, con toda la sinceridad del mundo, que siempre he hecho lo que me ha dado la gana en cada momento, que nunca me he quedado estancada, que no he perdido el tiempo. Que soy afortunada si miro a mi alrededor. Pero que, debido a esa falta de emoción, de motor y de intensidad me estoy creando un trauma inexistente del que estoy empeñada en no despegarme y no ver más allá. También hay que vivir esos momentos de reposo, de encuentro con uno mismo, que no es sinónimo de apatía - me dice con cariño.

Así que archivando sus palabras casi al pie de la letra he cogido el metro para llegar tarde a trabajar (esta vez la ocasión lo merecía) y entre parada y parada, por fin, termino un libro tan aburrido como yo últimamente, cuyo título delata mi espléndido estado de histeria y desánimo: "Chicas muertas". Justo en ese instante alzo la vista para controlar mi ruta y estaba en Esperanza, paradójica estación. Sonrío por fuera y me alegro de ser la última en llegar al trabajo.

De vuelta a casa me ilusiono comprando mi billetito para este finde y pienso lo delicioso que me resulta poder tirarme en el césped a orillas del Júcar y creer que soy la dueña del mundo, del mío al menos.

Por cierto, he visto la peli "Diario de una ninfómana", una patata como otra cualquiera, pero la actriz (Belén Fabras) me ha recordado ínfimamente, que no es poco, a la mujer de mi vidaaaaaa, o sea:



















Marta, te estoy esperandooo!!!


Y así acaba mi semana. Buen finde para todos. El mío, desde luego, promete.

8 comentarios:

Mikhon dijo...

Si es que no hay como que te conozcan bien para entender lo que te pasa por dentro.
Pásalo bien el finde, a ver si te hace bueno y te puedes tirar en la orilla y relajarte un rato.
Respecto a la película... no pensaba verla antes de tu comentario, así que ahora menos.

besotes trasnochadores

nieves dijo...

Nuuk..... animo, ya vas viendo la luz del final de ese tunel de apatia.... me alegro, creo que nos encontraremos en ese tunes, al cual yo misma estoy entrando... espero salir pronto y encontrarnos fuera... por cierto, el jucar me pilla cerquita cerquita.... por si te hace!!!!
Besicoa

Noviembre dijo...

Sigo pensando,y de este burro no me vas a bajar, que el sur te sienta de maravlla. Infinitamente mejor que esa ciudad. Reconozco que hay mucho de cierto en lo que escribes hoy, yo diríra que un 90% de verdad. Tu misma has confesado infinidad de veces lo bendito i inigualabla que hay en éstos aires de por aqui, asi que no me vengas con milongas y dime directamente que me has retado a que no te convenza.
No me rindo, pero si te doy tregua porque con verte así me doy por mas que saisfecha.

Disfruta de este finde, exprímelo y tomáte una "amarilla" a mi salud. Yo lo haré mientras entierro mis manos en la arena de ese jardín y brindaré por ti observando el azul de ese mar.

El 10% de mentira está claro: La mujer de tu vida era yo! Que curiosamente hay un gran parecido entre esas fotos y yo... ;) No crees? jajaja venga, dejo de estresarte que últimamente no dejo tu tensión en paz.

Besos!!!!!!! de esos...

Arrítmica dijo...

Disfruta nena, y recuerda que el sol brilla dentro de nosotras, y las tormemntas tb.
Besshitos!!!

Bollito dijo...

Reconozco que la luz de la vida la ponemos nosotras mismas, pero cuando el sol brilla ayuda bastante. Parece que has dado un pasito más hacia el campo positivo, tu amiga tiene razón, hay que aprender a difrutar de la tranquilidad, de las pequeñas cosas. Mi padre siempre dice que mires a tu alrededor, a veces nos olvidamos de la suerte que tenemos.

lucía dijo...

Estoy de acuerdo c bollito... a veces nos olvidamos de las cosas más simples que son las que nos hacen más felices! Un abrazo enorme guapa

simplementeyo dijo...

Que alegria dp de poner al día con tus ultimos 6 o 7 posts, termino leyendo q estas mejor. Mi ex tb suele recomponerme el alma.. Así q hazle caso y arriba. Besos grandes

MIDIALA ROSALES dijo...

Pues aqui estoy en Miami, inventandome un dia soleado -sin mucho esfuerzo en esta ciudad- para disfrutar el estar enamorada de la Luna. Que paradoja!!