jueves, 2 de abril de 2009

TIEMPO AL TIEMPO

Hacía tiempo que no me dedicaba un rato y una cerveza después de trabajar. Adoro los momentos rodeada de ruido y gente y tan llena de esa soledad buscada en la que se encuentra el silencio y la calma bajo nubes de humo y bullicio. Hacía tiempo, casi tanto como hacía que no escribía en la servilleta de cualquier bar:

“Que vuele el tiempo. Que me despierte en el mar. Que pueda abrazar a todos los que una vez dejé con la pretensión de no volver.

Que transcurra el tiempo muy lentamente. Que viva cada segundo como si fuera el último, que cuando los reviva me cuelgue la más dulce de las sonrisas y haga la maleta ilusionada, con lo aprendido, lo llorado y lo disfrutado. Que no me arrepienta de nada.

Que queme el tiempo, que mañana sepa que lo apuré al máximo, que en cada momento tomé la opción que quise, aunque no fuera la más adecuada. Que me abrasen los recuerdos y los conserve siempre, grabados a fuego en el corazón.

Que el tiempo sepa perdonarme los días perdidos y el agotamiento mental. Que me los guarde para más adelante. Que no me robe los trocitos de aire que dejé escapar ni la fuerza que no pude sacar.

Que me dé tiempo a ordenar mis pequeños caos. Que no me ate a nada y me oriente sin perderme entre tanta libertad. Que me cuide y me regañe.

Que el tiempo me ayude a ser feliz. Que me haga mirar atrás sin dolor y me advierta el futuro que siempre deseé, con el que siempre soñé”.

Porque estos días echo de menos todo aquello que no tengo. Porque no soporto echar de menos gratuitamente, con la rabia contenida y la lágrima fácil. Porque los últimos cambios no sé si están dando los frutos esperados y cualquier cosa que me afecta me hace mirar hacia otros horizontes.

Pero no, niña, aún no te saldrás con la tuya en ese extraño y persistente intento por convencerme. Porque tengo que ser paciente y esperar a que el cielo se nuble un poquito más para ver los claros. Aunque te reconozca que hoy me he muerto de ganas de tenerte siquiera un momento para decirte al oído que te quiero antes de que me hicieras callar con uno de esos besos que a día de hoy, seguramente, me seguirían volviendo loca. Y es que hoy, aunque no te lo diga, me moría por abrazarte.

7 comentarios:

Noviembre dulce dijo...

Shhhh silencio..por un momento para y escucha a tu alma que te pide a gritos dejar de sentir esa ansiedad que te está quemando poco a poco.Esa falta de tener aunque solo sea a un pequeño paso lo que añoras y necesitas para vivir.
Creo que se está cerrando la puerta de una etapa y se abre otra de saciar esas necesidades por fin ya reconocidas y de las que no te puedes privar un momento mas.
Porque a veces es necesario no dejar que se nuble mas para ver claros.Porque esa oscuridad te está apagando.
Y si tu te apagas...yo qué hago?
No me gusta verte así.Ni a mi , ni a nadie que te quiera!
Quiero que en las servilletas dibujes sueños,inventes apuestas nuevas y describas el olor a marismo.
Aunque he de reconocer que hasta las palabras de dolor las haces bonitas.

Por qué no lo tomas como tu nuevo reto?Admitir que tenía razón...( ;) jiji ) y cambiar de aires porque cambiaron tus necesidades! Así de sencillo! Recuerda que eres un privilegiada porque has hecho siempre lo que te ha dao la gana! ( y no todos podemos decir lo mismo )

Abril es un mes precioso para empezar a cumplir sueños,no crees?
Y sonríeme porque estás infinitamente mas preciosa.
Un abrazo de esos...eternos,que te estrujan y te alivian?

Te Quiero tonta y lo sabes.

Lucía dijo...

No sé qué decir... dejo sólo un abrazo impaciente por el próximo post.

Arrítmica dijo...

Nena, consigue tus sueños, y abraza a esas personas que necesites abrazar, nunca guardes tus besos ni abrazos...
No se de tu historia, por eso generalizo, solo decirte que me gusta tus reflexiones...
Todo llegara a su tiempo, ni lo pienses, ni lo analices, ya veras como cuando mas tranquila estes llegara lo soñado :)
Un besazo

Gàdor dijo...

Me da rabia echar de menos gratuitamente.
Un beso grande

Bollito de primavera dijo...

Habrá que tomar más cervecitas después del trabajo, bonito escrito!

Anónimo dijo...

creo que hasta para hablar de la tristeza tienes tu aquel. energía positiva nena, que al final, dios proveerá. pasate por mi blog:

solodi.blog.com.es/

simplementeyo dijo...

Bueno bonita como dicen por ahí, son preciosas tus palabras... pr me gustarían más si rebosaran alegria.. Espero q pronto lo hagan... pr te acompaño tb en esta pena pa q no te sientas tan sola.. Te mando mil besos con mucho cariño. Cuidate.