lunes, 11 de mayo de 2009

ESTAMOS JODIDOS

- Comemos juntos.

- Eso me da… TERROR (con cara de pánico)

Este casi absurdo diálogo entre Javier Bardem y Rebecca Hall (impresionante, por cierto, la añado a mi lista de ‘Mujeres con las que siempre soñaré’) en la no menos absurda película “Vicky Cristina Barcelona” es lo que único que durante hora y media me ha hecho padecer. Historias tan surrealistas como seguramente reales: la soledad del conquistador, la pareja aparentemente perfecta en la que ella no es ni muchísimo menos feliz, la ‘desgraciá’ con mala suerte que se convierte en chica fácil a falta de encontrar el hombre adecuado, los enamorados que no pueden estar juntos porque se llevan a matar, el matrimonio que no se quiere pero siguen juntos tanto por costumbre como por miedo, el amor entre tres personas que equilibra y da solidez a un incomprensible triángulo escaleno…

¿Moraleja? Que hagas lo que hagas y sientas como sientas, siempre terminas sufriendo. Que si no es por una cosa, es por otra. Que si no es porque estás solo, es porque no eres feliz con tu compañero. Que si no es porque dos no es suficiente, es porque tres son multitud. Que si no es porque estás ahogado en la rutina, es porque arriesgas demasiado. Que si no es porque eres un cobarde y miras la vida pasar sin hacer nada, es porque juegas con fuego y acabas quemándote vivo. Que si no es porque no vives el presente, es porque apuestas tanto que pierdes más que ganas.

Y así, sucesivamente.

Que tomes el camino que tomes, estás jodido.

Por eso, yo cogería siempre la segunda opción. Porque, aunque siempre me tope con el dolor y me parta el alma en mil pedazos, prefiero haberlo vivido, arriesgado, apostado, sentido. Porque querré enfrentarme a esa agonía a corazón abierto, con todas las consecuencias, de las que aprenderé y creceré. Jamás podría quedarme quieta y, lejos de esa filosofía de la comodidad y de lo predecible a la que se acoge como un clavo ardiendo gran parte de la humanidad, me niego a creer que así, más tarde o más temprano, la felicidad llamará a mi puerta. Porque podré arrepentirme de lo que no he hecho, pero jamás de lo que quise hacer e hice. Prefiero ese dulce caos al caos eterno, el que te atrapa en un laberinto sin salida.

Total, al fin y al cabo, terminamos enganchados al sufrimiento.

Decía Javi, y posteriormente subrayaba Pe, que “el amor más romántico es el inalcanzable”. Es tan mentira como verdad escuchar algo así. Es patético y suena a magia. Porque somos tan complicados, tan racionales como pasionales, tan tontos como listos, que la cabezota lo único que hace es plantar barreras a nuestros deseos, crear miedos, esconderse de los cambios, eliminar los sueños de un plumazo, aparcar espejismos, retar a las ilusiones, dar de lado a lo que se cuece en el corazón, alimentar el engaño, vivir en estado de pánico, pasar páginas en blanco como el que oye llover, huir de los riesgos, provocar desgana, buscar la plenitud en mentiras con patas largas, olvidar lo que pudo ser y no fue…

Qué manera más sutil de protegernos…

Pero entonces, ¿para qué y cuándo coño vivimos? ¿Por qué siempre nos empeñamos en no hacer lo que queremos con el corazón y hacer con la cabeza lo que nos va vaciando poco a poco? ¿Hay algún valiente que se atreva a vivir su vida viviéndola como le gustaría, sin más? Como dice la de Lanzarote “no te quedes aguardando a que pinte la ocasión, que la vida son dos trazos y un borrón”.

Si estamos jodidos igualmente… ¿por qué no disfrutar y mandar lo demás a la mierda?

Al final va a resultar que la peliculita de las narices va a tener más sentido de lo que pensaba.

P.D. (Tengo miedo de que el miedo te eche un pulso y pueda más. No te rindas, no te sientes a esperar…)

13 comentarios:

bea dijo...

lo mejor (o lo peor) de todo es que cuando ocurre, las pocas veces que ocurre, las escasas veces que ocurre...no puedes decidir...hay una fuerza irrefrenable contra la que no puedes luchar...

y eso lo simplifica (o lo complica) todo...

Ezne dijo...

vi la peli hace nada... y me quedó una sensación horrible de que no importa lo que vivas, la inercia te puede. Las cosas no cambian hagas o no hagas algo. Como si cedieras ante el impulso de querer vivir la vida de otro modo pero después de ese parentesis que se te ofrece... la vida volviese al mismo punto de siempre. Buah.. Insoportable.

Me niego a que la vida sea algo así...

Ya sabes que yo veo la vida como tú, así que me queda poco que añadir ;)

Un beso preciosa mía!

Noviembre. Dulce. dijo...

Bueno, creo que en el punto medio entre esperar y arriesgar está lo bueno.
No comparto la opción ( muy respetable ) de conformarse, de no luchar, de no soñar o no perseguir sueños. Pero tampoco la del arriesgarlo todo, de ir siempre buscando mas y mas, del inconformismo o poner siempre el corazón y la pasión en lo que haces por encima de la razón.

Mi felicidad está en el término medio. Ser ambiciosa pero moderadamente, soñar y perseguir sueños pero teniendo muy presente la razón y la gente que tienes alrededor para no hacer daño.
Ponerle pasión a lo que haces pero con responsabilidad.
Ser feliz con lo que hemos conseguido mientras vamos buscando hacer mas grande esa felicidad poco a poco.
No comparto para nada el "carpe diem". No estamos solos y hay que cuidar lo que hacemos y las decisiones que tomamos.No jugar con la gente y disfrutar mas de lo que tenemos sin obsesionarnos tanto con la famosa búsqueda de la felicidad absoluta.
Nunca lanzarme al vacío a ciegas...

Creo que todo es mucho mas sencillo...lo complicamos nosotros.

Besos...y mas besos.

P.D.: " Báilame el agua,
Úntame de amor y otras fragancias de tu jardín secreto
Sácame de quicio, hazme sufrir...
Ponme a secar como un trapo mojado.
Lléname de vida líbrame de mi estigma
Llámame tonto.
Olvida todo lo que haya podido decirte hasta ahora.
No me arrastres
No me asustes
Vete lejos...pero no sueltes mi mano.
Empecemos de nuevo.
Toca mis ojos
Nota la textura del calor
¿Por cuánto te vendes?
Píllate los dedos
Y deja que te invite a un café.
Caliente, claro "

Nuuk dijo...

En muchísimas cosas, el término medio prácticamente no existe, por más que queramos encontrarlo. Entiendo tanto tu postura como intento llevar a cabo la mía. No sé si es una cuestión de hacer, deshacer o no hacer, pero sí que es verdad que cada uno crea su escala de prioridades y necesidades en función de su situación de vida, y lo que puedas pensar hoy puedes no pensarlo mañana. Además, ya está la vida misma para darnos los tumbos...
Que te voy a contar a ti de esto, ya sabes que jamás nos pondremos de acuerdo... aún así, en el fondo, te quiero un poquito.

Nuuk dijo...

"Tenía tantas ganas como miedo", le decía Unax a Pilar tras un beso eterno...
Entonces qué puede más, ¿las ganas o el miedo?

Noviembre. Dulce dijo...

Puede el "que todo llega a su momento". Si ha de llegar...llegará. A veces precipitar las cosas o querer que lleguen ya...lo estropea todo.

Me encanta que no nos pongamos de acuerdo.


Pero...ha de poder algo mas? Las ganas y el miedo juntos son de lo mas exquisito. No crees?

"Te mentiré, te llamaré mía.
Convertiré tus huellas en mí ,
en el último segundo, que dicen que mata.
Pero antes de morir, no se me olvidará decirte
que te quiero."

Nuuk dijo...

si ha de llegar, si ha de llegar... apuffff
te mato.
ya sé que te encanta llevarme la contraria, te siento disfrutar a mi costa...
yo jamás me precipito ni fuerzo nada, pero tampoco espero sentada. Vale, no he dicho nada, ya me lo has explicado veinte millones de veces.
Sin embargo, y, a pesar de todo, te recordaré como la batalla perdida más dulce, como noviembre...

Noviembre. Dulce dijo...

Te recuerdo que lo de disfrutar era mutuo. Y también te recuerdo que te encanta que te saque de quicio.
Sin embargo...y a pesar de todo, jamás me consideraré tu batalla perdida.
Porque desde aqui hasta donde quieras que estés y de algún modo una parte de mi te pertenecerá para siempre.
Porque esos acordes ya llevan mi nombre...

Mikhon dijo...

No creo que salgamos perdiendo tomemos la elección que tomemos. Puede que con una suframos mas que con otra o puede que no suframos nada, pero de ahí a que todos los caminos estén llenos de brasas como que no.
Vivir siempre al limite no es bueno, no vas a disfrutar mas de la vida solo por hacer lo que te de la gana porque eso al final trae consecuencias, lo mismo que no es bueno quedarse quieto mirando la vida pasar. Como te han dicho antes hay un punto masomenos intermedio en el que se puede llegar a disfrutar de la vida.
Que si, mujer, que no todo sale mal en esta vida

Besotes

Noviembre. Dulce dijo...

Ole Mikhon! Ahora mismo te invitaría a una cerveza, una café o..lo que quieras! Mas alto si, pero mas claro no se puede decir.
Ahora solo falta que aqui, la señorita se aplique al parche.

jijiji Ya estoy imaginando su cara....Guapa!

Tom Baker dijo...

Pero en nuestra mano está el disfrutar d elos buenos momentos, y también el cómo afrontar los malos. De todo (debemos) se aprende ;)

MIDIALA ROSALES dijo...

Ser o no ser, he ahi el dilema. Y hasta que punto SER? Hasta quemarnos las alas, como la mariposa atraida por la luz de la vela?
LAS INVITO MIENTRAS TANTO< A ESCUCHAR MI NUEVA CANCION_VERSION< DE LA BATEA
FELICIDADES

simplementeyo dijo...

No sé cielo, creo q hay q arriesgar y luchar y yo soy como tú de las q prefiero arrepentirme de lo vivido q de lo q no hice. Pr si te das cuenta como en mi caso actual q esa persona ya no merece más lucha, tb hay q saber aguantar y quedarse quieta y no arriesgar por quien no lo merece. Me encantó tu post y el pd de rosana. Besos