jueves, 18 de junio de 2009

INSOMNIO

No puedo dormir... llevo más de dos horas dando vueltas en la cama y no hay manera de pegar ojo. Así llevo toda la semana, durmiendo nada, madrugando, rindiendo a tope en el trabajo para luego caer rendida y aún así no logro conciliar el sueño. Cuanto menos preocupaciones, menos capacidad para descansar. Quiero agobios, quiero problemas, quiero tensiones, quiero quebraderos de cabeza!!! Quiero dormir, por diosssss!!! Cuanto más tranquila, más intraquila. Hace nada, ya en la cama con un ojo abierto y otro cerrado, mis exámenes de conciencia se quedaban a la mitad, los balances sin acabar, los miedos sin enfrentar. Ahora, que se puede decir que reina la calma, mis ejercicios espirituales nocturnos duran una eternidad, no repaso los días sino los minutos, mis análisis se han vuelto exhaustivos, me siento en la obligación de terminar los deberes, que tienen que rozar la perfección. Pienso en las tareas realizadas, en lo que dejo pendiente. Intento sentir a mis niñas favoritas en la imaginación para no olvidar y no anclarme en simples recuerdos, las atraigo hacia mí con todas mis fuerzas para que no se marchen de mi alma. Me precipito en pensar qué pasará mañana, cuando me levante, en el metro, en el trabajo, tomando algo, de vuelta a casa. Fantaseo con ilusiones que jamás creeré rotas ni apagadas.

Y así pasan las noches, suaves, con la ventana abierta, frescas, puras. Y resulta que mi única preocupación es no poder dormir.

¿Acaso algo se me remueve por dentro y no soy consciente? ¿Acaso me gusta sufrir y en el momento que dejo de hacerlo me vuelvo una neurótica? ¿Acaso tengo angustia por algo que ni yo misma puedo percibir? ¿Acaso no sé vivir sin un ápice de dolor?

Y como el cuerpo me pide sur, allá que me voy. Tal vez en mi cama, la que tengo junto al mar, sí pueda reposar en paz, sin obligaciones, sin despertadores ni alertas.

Si mi alma descansa, ¿por qué mi cuerpo no responde al unísono? ¿Por qué no se agota?

¿Será que me siento viva?

6 comentarios:

Una dijo...

ay niña, disfruta de la calma.... la vida no son altos o bajos, hay otro estado, quizás sea falta de costumbre y no te hallas. A mí me pasa a veces
un beso

no more dramas dijo...

no sé, debe ser el tiempo (siempre se le da la culpa a eso XD), yo tampoco duermo...

Ve al sur y nos cuentas ;-)

Mmmuuaks!

Mikhon dijo...

Quizas te encuentras en un estado de euforia en el que tu cuerpo va a tope y necesita descansar menos. A mi me pasó hace tiempo, tras la ruptura, y me duró un par de semanas en las que trabajaba, despues me iba de fiesta hasta las mil y al dia siguiente a trabajar otra vez sin mostrar cansancio.

Otra razón puede ser que al no tener mas preocupaciones te buscas otras porque necesitas tener la cabeza ocupada, ya que estas acostumbrada a eso.

No se, sea lo que sea espero que puedas dormir pronto. Un besote

Anónimo dijo...

Creo que no puedes dormir porque piensas en mí, pero vamos que tú me lo dices y yo me voy contigo a dormir,eh??
Mi niña, eres muy BOOONITA!!
Muaaaak!!

simplementeyo dijo...

Bueno guapa, tú tranqui y cuidado con lo que deseas, pq la vida es muy puñetera y te da intranquilidad rápido, así q disfruta de tu calma, aunq te impida dormir... Besos grandes

Ezne dijo...

ayssssssss!!!!!!! el sur... seguro que por aquí duermes mejor, el sonido del mar es tan relajante... la brisa que entra por la ventana...

Un beso preciosa!!!!!!!!