martes, 1 de diciembre de 2009

ENTRE OTROS PROBLEMAS

No tengo nada que decir... o tengo tantas cosas que decir que no sé por dónde empezar...

Para empezar, tengo un problema: estoy asexual total. Algo importante debe estar ocurriéndole a mi cuerpo. Me preocupa.

Debe ser cosa del desierto...

Como diría la de aquel anuncio: ¡Una solución quiero!

5 comentarios:

solodi dijo...

son etapas, cuando el cuerpo y sobre todo la mente, tienen tantas cosas que asimilar... pero vamos que eso tiene solución, jajaja!! ya contarás alguna anécdota del desierto.

Lucía dijo...

Todo el mundo pasa por esa etapa. No te preocupes, la sexualidad siempre vuelve. Incluso cuando menos te lo esperas :)

Besitos

Atenea dijo...

Ja,ja se pasará (espero). Suele pasar que cuando tenemos mucho que decir, las palabrejas y las letrejas no salen...
Besos guapa.

Saray dijo...

Es lo que dicen las chicas arriba,sólo una etapa, don´t worry! a mí me ha pasado sobre todo en épocas que tengo que presentar tesis ó cuando he tenido problemas económicos y es que se ve que mi cerebro y cuerpo no pueden estar pensando en mil cosas a la vez jeje.

simplemente yo dijo...

Jjaja, pues yo tengo una: disfruta de una etapa asexual, pq yo cuando las tengo, me meto en menos lios. jaja Besos