viernes, 5 de marzo de 2010

UN BROTE DE VEZ DE CUANDO NO VIENE MAL

No pensaba escribir, no porque no tuviera nada que contar sino por falta de ganas. Y es que, después de pasarme horas delante del ordenador buscando un trabajo medio qué, como que no me apetecía seguir mareándome y haciendo estallar las pocas neuronas que me quedaban. Pero es que me acaba de dar un brote. Las malas influencias, está claro : P.

Yo creo que la transformación ha comenzado al visionar un vídeo en mi querido y hortera canal 40 latino de dos pedorras flamenkitis canis que se hacen llamar Natalia y Maka, por diosss, de lo peorcito que he visto en años, casi me da un chungo, nunca he podido entender cómo lo mejor y lo peor de la música puede habitar y mezclarse en el mismo espacio. Madre mía, seguro que son número uno en RadioOlé (apuff, lo de RadioOlé también merece capítulo aparte).

Justo después ha sonado un tema que antes odiaba con todas mis fuerzas y que, con el paso del tiempo, me ha ido gustando cada vez más. Suele pasar al revés, empiezas adorando una canción y acabas vomitando cada vez que la escuchas, porque te harta, por lo que te recuerda, por lo que sea. A mí, sin embargo, me ha hecho levantarme del sofá y ponerme a bailar desenfrenadamente, corriendo por el salón, tocando una guitarra imaginaria, sonriendo, levantando los brazos, cerrando los ojos, saltando, aplaudiendo, cantando (mis vecinos de abajo deben estar cagándose en toda mi familia a estas horas de la mañana), emocionándome... jo, ha sido una experiencia religiosa que hacía tiempo no sentía.

No sé habrá sido por el día terriblemente estresante que he tenido, por el insomnio, por el subidón de ego tras ligar con la farmacéutica que me ha regalado caramelitos ricos a cambio de pastillitas azules o por el ejercicio de relajación que he hecho hace un rato para rebajar mi estado de nervios, pero coño, qué subidón de repente. Esas subidas de adrenalina, las que llegan sin previo aviso son, sin duda, las mejores.

A pesar de todo descubro que estoy vivaaaaaaaaa!! y fatal de flexibilidad!!!.

Así que me voy a la cama mejor que hace un rato, y me voy corriendo antes de que me vuelvan a poner el vídeo de las canis gaditas y me dé el bajonazo y otro brote pero con efectos secundarios adversos.

He aquí la canción. (Natalia, me caes fatal, tu cara de soberbia y prepotente me repugna, eres insoportable y nunca te aguantaré, así que me quedo con tu impresionante voz, y da gracias que te hago promoción, aunque no te lo merezcas).

4 comentarios:

Lucía dijo...

Sí, sí, sí! Buenísima para subir el ánimo, cañerita y estupenda para hacer un poco el ridículo en el salón cuando no hay nadie. También es buena para bailarla en el ascensor, lo malo es que hay veces que estás tan metida en el papel, que se abre la puerta y te quedas con cara de haba mientras tu vecino se parte de risa...

Besitos

La Mujer D dijo...

Influencias, sí.

Asunto Natalia y Maka, evidentemente la curiosidad es una de mis "virtudes", mejor no voy a comentar nada....mejor. Por cierto, gracias a RadiOlé descubrí "La Mala costumbre" de Pastora Soler, así que menos "capitulitos" :P

Con respecto a Natalia, TODA LA RAZÓN, debe ser Maaala mala mala!. Pero también es cierto que tiene una voz impresionante.

Lo de imaginarte dando saltos por el salón...prefiero no hacerlo, ahora, si llevas el pelo limpito, eso ya...es otra cosa :)

Besos si eso.

Sobrevivir dijo...

No se si a ti te pasara pero yo, generalmente escucho el tipo de música según el estado de animo que tenga, y lo de saltar en el salón es una descarga de adrenalina alucinante, a mi a veces me pasa, eso si cuando esto sola, que una tiene sus vergüenzas.

simplemente yo dijo...

Bueno me alegra verte así,... Y a mí me pasa exactamente lo mismo con esta canción, me pone de un buen rollo, y eso que es triste pero su forma de decirlo me encanta. Besos