viernes, 9 de abril de 2010

COSAS QUE NUNCA TE DIJE

Probablemente sea la que más te quiera y la que menos te lo demuestre. Sabes que nosotros, que somos comos dos gotas de agua, no expresamos sentimientos aunque por dentro estemos deseando comernos a besos. Por eso nos hacemos señales de humo en la oscuridad que a veces ni nosotros mismos somos capaces de captar. Sabes que te entiendo y sé que me entiendes, que un par de palabras cada tanto es la dosis de cariño que necesitamos, que nuestro lenguaje es de otro mundo aunque callemos más que hablemos.

Recuerdo cuando te sentabas en mi cama y me cantabas canciones antes de dormir, cuando me secabas el pelo con la toalla, cuando ibas a verme a los partidos. Me duele pensar en aquellos meses en los que dejé de hablarte por cabezonería mía, en la época en la que nos herimos tanto y no nos soportábamos. Me impactó verte llorar por primera vez, nunca he podido quitarme esa imagen de la cabeza. En la segunda ocasión te acompañé en el dolor y en la tercera, hace unos días, tuve que esconderme para que no me vieras tan asustada, aunque fueras tú el que estaba muerto de miedo. Esa noche recé hasta quedarme dormida de puro agotamiento y, por la mañana, cuando escuche tu voz, fui la persona más feliz del mundo.

Sabes que siempre te admiré a pesar de discrepar en casi todas las batallas. No sé si sabes cuánto me alegro de tus logros, de tus éxitos profesionales, de tu carrera ascendente. Jamás he conocido a nadie que se entregue tanto por lo que hace, que se dedique en cuerpo y alma a los demás. Tú inventaste el concepto de pasión, haces divertido lo aburrido, eres creador de ilusiones verdaderas, soñador, inquieto, insaciable, perfeccionista. Eres lo que siempre quise ser, si tú supieras... y sí, sé que te duele verme así, dando tumbos por la vida sin rumbo, conozco esa agonía de sufrir en silencio, y a veces me lamento de no haberlo podido hacer mejor, que es lo que tú hubieras deseado.

No sé emocionarme cuando estoy contigo, no sé decirte que te quiero ni lo importante que eres para mí. Cuando te veo tan pensativo mirando al infinito, un hábito que copié de ti, me pregunto qué se te estará pasando por la cabeza. No querría leer tu mente, no quiero intuir que te he decepcionado, que crees que el camino que decidí tomar no era el más adecuado, que nunca estaremos de acuerdo. Soy tan arisca como tú, tan frágil como tú, tan cabezota como tú, tan sensible como tú. Parece que no te inmutas cuando me recoges en la estación y nos recibimos con dos besos congelados, cuando lo cierto es que los dos sonreímos por dentro y sentimos cómo el corazón se nos llena hasta desbordarse.

Esta noche vuelvo a estar asustada. He cogido impulso y fuerzas para hablar contigo y escuchar tu voz apagada y triste, nerviosa. Sé lo que sientes pero, por más que lo intento, no sé decirte nada que te pueda aliviar lo más mínimo. Me limito a esperar que cuelgues para derrumbarme y esconderme entre las sábanas. Sabes que soy una cobarde y que siendo la que menos habla de sentimientos, soy la que más siente.

No sé si en la distancia las cosas pesan menos o cargan más. Tantos años lejos de ti y empiezo a pensar que a cientos de kilómetros el alma se vuelve más vulnerable y necesita más de tu cariño y comprensión. Que el dolor y las alegrías se multiplican por cada día que no he pasado a tu lado.

Nos esperan días duros pero estaré junto a ti para intentar calmar tu pánico. Quiero que me sientas cerca, que me leas la mirada, que hagas un esfuerzo por escuchar mi corazón. Estate tranquilo, todo irá bien. No te dejaré solo, no te soltaré la mano ni un segundo.

Me gustaría que leyeras estas líneas sólo para que escucharas las cosas que nunca te dije.

TE QUIERO.

10 comentarios:

La Mujer D dijo...

Que no lo lea...que lo escuche :)

Lucía dijo...

Como dice La Mujer D, que no lo lea, que lo escuche, pero si crees que no vas a ser capaz de decirlo en voz alta, entonces, que lo lea.

Besos

gorgeousefg dijo...

Espero que lo que estáis pasando se supere pronto y bien...
Por cierto, más vale un "te quiero" a tiempo que un "te quise" ya tarde...

Blau dijo...

Nuuk, coño! me tienes aquí llorando. Yo viví la muerte de mi madre en la distancia, no llegue a tiempo, tengo muchas cosas que nunca le dije.

Un beso

Aurora dijo...

cómo escribes. cómo sientes y cómo te expresas. qué envidia me das. Y todo esto que tienes dentro cómo no lo puedes sacar fuera?? estos sentimientos son para compartir y no sólo con nosotros. Léeselo, cuéntaselo, cántaselo... ¡¡¡HABLA!!!

Tantaria dijo...

Los padres nos conocen tan bien que ya saben todas esas cosas, pero no está mal oírlas de vez en cuando. Mucho ánimo y espero que todo salga bien, que el estar junto a él os alivie a los dos, y, lo más importante, os acerque de forma tangible. Besotes.

M dijo...

Si a nosotras nos ha emocionado leer todo lo q describes imagina como se sentira tu padre al oirte. No te lo guardes por mas tiempo, compartelo con el. Que los km que os alejan los acorten el amor q os procesais.

Victoria Dubrovnik dijo...

Gran post :). Y me sumo a lo que dice el resto.. que no lo lea, que lo escuche de viva voz, que lo pueda sentir como sale de tu boca, desde dentro, desde su propia sangre...

Anónimo dijo...

Espero q estes bien y animate q como se suele decir el no ya lo tenes.Ánimo, un bs!

simplemente yo dijo...

Diselo, diselo... Besos y seguro que tu padre también lo sabe. PD: Y que todo salga bien, jajaj.