domingo, 20 de junio de 2010

APAGADO O FUERA DE COBERTURA

He soñado que concursaba en Supervivientes, aunque yo no veía isla, ni mar alrededor de una isla sino una piscina gigante con un montón de gente cotilleando. Pues los perros de mis compañeros van y me nominan, y por un fallo de producción o de quien sea veo antes de tiempo que soy yo quien saldrá expulsada y me cojo el rebote del siglo porque no me da la gana que yo me rompa los cuernos pescando y partiendo cocos y la otra nominada se haya dedicado a tomar el sol y a tocarse los huevos todo el santo día... total, que allí los dejo a todos tirados justo antes del momento expulsión en directo y me largo al hotel que estaba a cincuenta metros de la piscina.

No, no es que tenga mal perder, he perdido quinientas mil veces a lo largo de mi vida y tan contenta, pero cuando te echan así, sin motivo, cuando te lo has currado y has puesto toda la carne en el asador, cuando has trabajado con toda la ilusión del mundo y nada de lo que haces tiene sentido ni recompensa... me quema la sangre, es más rabia que cabreo... en fin, hay cosas que por más tiempo que pasa, nunca podré comprender, así que prefiero no hacer una lectura profunda del sueño y dejarlo tal como está.

Sólo espero que España no pierda también, se luzca mañana y le meta por lo menos un 3-1 a Honduras. El gol de los hondureños porque les tengo cariño y porque ya sabemos que Casillas se volverá a despistar y estará más pendiente de la banda que del juego, a no ser que a la Carbonero la encierren con camisa de fuerza incluida o se quede sentadita en la grada, que lo dudo.

Por lo demás... la vida esta semana seguirá casi igual.

Y paseando por el pasado:

Cada segundo que pasa es un puñal que me atraviesa el alma dejándome sin respiración. Hoy echarte de menos se ha convertido en una pesadilla, hoy tus silencios se me clavan hasta dentro y enloquezco de incertidumbre. Se me fue de las manos quererte así. Quisiera borrarte de un plumazo o retenerte en mi vida para siempre. O voy a buscarte o desaparezco. O vienes o te largas ya. O te entrego todo o me voy sin nada. O cero o cien. Hoy no tengo término medio, y no me gusta. Yo, que siempre presumí de templar mi impaciencia y ahogar la tristeza que me causa tu ausencia, no sé qué hago aquí, esperando sentada, matando las horas pensándote y añorándote en la distancia, perdiendo el tiempo que tú no eres capaz de otorgarme. Dime, qué hago dándome cabezazos contra la pared, qué coño hago para no recordarte o para hacer que te quedes. Dime, hasta cuándo, hasta cuándo mis noches eternas y en soledad, mi bandeja de entrada vacía o sin letras que me tranquilicen, mi rabia contenida... cuándo te podré gritar que me muero sin ti, que fuiste tú la que una noche de invierno me alumbró la vida, que te necesito a mi lado. Cuándo podré decirte que hay momentos en los que no lo soporto, que me rindo y tiro la toalla y la cojo del suelo para volver a tirarla y pisotearla desesperada, enferma de nostalgia y rota de dolor. Échame de tu vida si quieres, pero échame ya, antes de que me arrastre y te ruegue y te suplique y te llore y te pida que te quedes conmigo. Échame antes de darme más besos, de acogerme en tus brazos, de amarnos hasta caer rendidas, de mirarme así, de armarme de ilusiones que no me llevan a ninguna parte. Libérame de tu cuerpo, de tu complicidad, de nuestra perfecto forma de entendernos, de tu risa. Mi niego a seguir sufriendo, a seguir temblando, a morirme de nervios y angustia, a rescatar tu presencia que no hace sino recordarme lo lejos que estás, lo fría que te siento a través de ese muro que soy incapaz de tirar. Estoy torpe, no atino a avanzar pues sé que cada paso que dé será hacia atrás y en vano. Quiero irme y quedarme. Tal vez no quiera quitarme la venda y no pueda leer tus señales y me mantenga en pie por pura inercia, con la absurda esperanza de que algún día volverás. Puede que esté pasando por un estado de enajenación mental transitoria y haya perdido la noción de la realidad, descuartizándola y dándole la vuelta sin motivo... o sí. No te pido que entiendas mi dolor y mi egoísmo, pero el tiempo y tus palabras mudas corren en mi contra y me llevan a un túnel sin salida, a una nube de confusión y pánico que no hacen más que alejarme de ti. Dime, ¿cuánto hace que no me dices que me quieres? ¿Acaso ya no sientes lo mismo? Hasta cuándo...

12 comentarios:

Anónimo dijo...

En toda competencia hay que tratar de descalificar al más fuerte…
Un abrazo
Marian

Tantaria dijo...

No siempre gana el que más lo merece, el mejor, o el más bueno. Pero yo creo en la justicia divina y esas chorradas y creo que soñarás dentro de poquito con OT y ya verás que vas a ganar "mari", ¡vas a ganar!

Tanais dijo...

jajajajajajaja anda que... lo mejor pasar hambre y el hotel a 50 metros jajajajajajajajaja

Podíamos haber metido 6 grrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

alasdemariposa dijo...

Si todo era un sueñoooooooo!!!
Que no encierren a la Carbonero ,por dios,jeje.

Nuuk dijo...

++ Marian ++ Puede que haya que quitarse de enmedio al más fuerte, pero.. ¿cómo? Un abrazo fuerte.

++ Tontaria++ No creo en la justicia divina, si no cada uno estaría en su sitio. OT? Cantar no es mi fuerte, yo soy más de gritar haciendo que canto, pero bueno, gracias por depositar tu fe en mí. Un beso.

++ Tanais++ Joer, es verdad, cómo se nos ocurre pasar hambre teniendo el hotel de lujo al lado.. hay que ser idiota!! Besazo.

++alasdemariposa++ pues ya podrían habernos llevado a la isla a la Carbonero en vez de estar en Sudáfrica pasando frío, digo yo.. un beso.

Isabel dijo...

Ese es el mismo estado de enajenación mental en el que me encuentro yo. Espero algo que parece que no ocurrira, pero, que vamos a hacer, será que sigo creyendo en los milagros.

Anónimo dijo...

Hasta cuándo...hasta que el cuerpo y mente aguanten...no?

Nuuk dijo...

++ Isabel ++ Qué manera más torpe tenemos a veces de escondernos en la esperanza por no ver la realidad.. para creer en los milagros hay que tener muuuucha fe, y a mí de eso ya no me queda. Suerte y fuerza. Un abrazo.

++ Anónimo ++ Dime, tú qué harías, ¿vivir las cosas al máximo y alargarlas pero intuyendo el final hasta que el cuerpo y la mente aguanten o retirarse a tiempo y sufrir ahora pero minimizando el dolor futuro? Un abrazo fuerte.

M dijo...

No hay suficientes injusticias en el mundo, que también las tenemos que vivir en sueños? XD Realmente somos masoquistas,nos gusta sufrir.
Y digo yo, desde cuando tienes la llave de mi cabeza? Porque has plasmado a la perfección mis pensamientos. ¿Pq narices me empeñó en soñar con imposibles?
Gracias por tus palabras

simplemente yo dijo...

Desde luego vaya sueños que tienes... Pobre Casillas, to el mundo le da caña con eso y yo no creo que fuese culpa suya...
Besos
PD: Que triste tu paseo por el pasado.

iTxaro dijo...

bueno como dicen .... siempre te queda OT

Nuuk dijo...

++ M ++ Sin duda, nos encanta sufrir y soñar con imposibles, ¿qué emoción tendría nuestra vida si no? Gracias a ti por tus pensamientos y palabras. Un beso.

++ Simplemente yo ++ Casillas no es el culpable, la culpa siempre la tendrá Carbonero, ya se sabe.. el pasado siempre es presente al fin y al cabo.. un besazo.

++ iTxaro ++ OT está chungo este año, pero me gustan los retos, iremos a por ello! Un besazo.