sábado, 5 de junio de 2010

POR FIN SÁBADO, SÍ

Otro fin de semana, qué ilusión. Ahora trabajo más y estudio menos, olvido más y recuerdo menos, sudo más y suspiro menos. Qué mal me sienta el verano, no lo soporto, sí, ya sé, siempre fui la rarita de la clase, a contracorriente. Ahora duermo en el sofá porque me pierdo en mi propia cama y me mareo dando vueltas y contando ovejas descarriadas que se estrellan y no llegan al otro lado. Ayer me di cuenta de que hay más motivos de peso de los que creía para quedarme atrás. He visto un par de películas absurdas de las que no he sacado ninguna buena conclusión. Y me he preguntado cuarenta mil veces qué hace menos daño, si ocultar una mentira y ganar o escuchar una verdad y perder. Lo mejor del día ha sido que Nadal llegara a la final de Roland Garros.

Hoy me he vuelto a topar con el pasado y me he encontrado con esto:


¿Dónde vas? ¿Qué quieres de mí? ¿Por qué me buscas? ¿Cón qué derecho te plantas en mi vida y te vas cuando quieres? ¿Por qué has esperado a reducirme y dejarme sin defensas para marcharte sin más? Ya sé, ya sé que siempre estuvo claro, que eres un alma libre y que nada podría atarte a mí. Tal vez fui consciente demasiado tarde y cuando quise darme cuenta ya estabas tan dentro que arrancarte se convirtió en tarea imposible. Tal vez quise huir de la verdad y pequé de ingenua al pensar que no había más verdad que la nuestra. Tal vez estuve aquí porque te imaginé cada amanecer en mi cama, porque te soñé despierta y deseé con todas mis fuerzas que te quedaras conmigo. Ilusión, qué gran arma de doble filo, que me da y me quita la vida en décimas de segundo, que me otorga el privilegio de tenerte un rato para luego arrebatarte y llevarte lejos, al horizonte, de mí. Por qué me hablas en un idioma que no entiendo. Por qué me hacías reír y y hoy me haces llorar. Por qué no me miras como antes, no me lees como antes, no te mueres como antes. Por qué antes me cortabas la respiración con tus palabras y ahora me dejas sin aire con tus silencios. Por qué te volvía loca y te volvías loca sin mí si hoy te vuelves loca conmigo... Dime, ¿cuál ha sido el problema? ¿qué falló en lo nuestro?

Si pudiera volver atrás... si pudiera volver atrás lo hubiera hecho exactamente igual, me habría perdido igual, te habría querido igual, a pesar de que, contigo o sin ti, siempre me hubiera faltado el aire.

6 comentarios:

Tantaria dijo...

No es por ser puntillosa pero Nadal ganó ayer...ejem...esto...que vas con un día de retraso moza!

Nuuk dijo...

esto... es que va a ser que el post lo escribí anoche de madrugada y tal, srta puntillosa.. retrasada soy, ahí sí llevas razón.

Tantaria dijo...

Jajajajaja! Vale, vale. ¿Cómo va todo? Porque hoy me voy pal pueblo y estoy segura de que la playa te echará de menos. De todos modos no sufras: voy a estudiar, no a divertirme. Voy a ser la única jubilada que aún no ha acabado de estudiar. Triste vida la mía...
Alez Nadal hoy!

Nuuk dijo...

Es lo que tiene estudiar 43287483924 carreras, que uno se pasa la vida estudiando, no? Disfruta del pueblo, envidia me das anyway.
Por aquí.. tú sabes, estudiando con el culo y sin novedades en el frente.
Por cierto, la dentista! Vale.

Alez Nadal

simplemente yo dijo...

Yo creo que es mejor saber la verdad y perder.. Pero vamos no me hagas caso porque nunca acierto. besos

DONDEACABALAMENTE dijo...

No podemos quedarnos atrás...hay veces que buscamos respuestas que no existen,o no las que nosotros queremos.En algún momento todo pasa y miramos hacia delante.