sábado, 28 de agosto de 2010

SILENCIO

"A veces callo porque no me salen las palabras. A veces callo porque no quiero romper ese hilo tan fino que separa la armonía de la discordia, porque cruzar al otro lado se me vuelve un abismo en el que no percibo la realidad. Me empeño en hacerte señales de humo para que escuches lo que quiero decirte sin abrir la boca. A veces te cuento por qué este silencio, pero otras enmudezco porque tengo un nudo en la garganta y no quiero cruzar esa línea frágil, endeble, que nos une y nos separa, que nos lleva al cielo o al infierno. Siento haber pensado en mí por un momento, siento haber sido egoísta y preocuparme por mi sensibilidad... no sé si tengo la suerte de que me conozcas lo suficiente como para que sepas intuirme y distinguir un mal momento de una falta de respeto o de empatía.

A veces callo porque no sé qué decir y porque no quiero importunarte con mis miedos, porque me pierdo y durante unos segundos no encuentro el camino. Bajo, sin más, y puede que espere a que me subas, aunque sé que no debería esperar nada. A veces no quiero darte explicaciones porque sé que si te las doy darás un paso atrás y sabes que es lo último que necesito. Quisiera ser una máquina que no expresara emociones, que jamás se sintiera mal, que nunca pensara para no provocarte la más mínima preocupación ni un ápice de desconcierto, para que no tuvieras que hacerme preguntas sin respuesta y no desesperarte. A veces creo que la única manera de no disolver el delicado equilibrio que te acerca a mí es callándome y fingir que todo está bien, pero sería mentira, y sabes que de eso sé bien poco.

A veces callo cuando me muero de ganas de decirte que te quiero y que hoy no hice otra cosa que echarte de menos.

Me callo porque no hay un sólo día en que no tenga miedo a perderte.

Son mis silencios.

Ojalá pronunciaras su nombre. Así desaparecería, y con él, todo lo que me aleja de ti".

11 comentarios:

neko dijo...

Si tienes a alguien que es capaz de identificar cuando llevas atragantado un silencio en el interior y no te fuerza a hablar, solo permanece a tu lado mientras pasa, o su único remeio es un abrazo puedes creer realmente que tienes suerte.

Un besico

candela dijo...

Qué malo es el miedo!

un saludo!

Anónimo dijo...

Sé tú misma y no te calles, está bien reconocer el miedo pero no permitas que te haga retroceder. Suerte con tus fantasmas.

M dijo...

Ojala esa persona sepa interpretar tus silencios y te ayude a subir arriba. De no ser así echale un cable y rompe ese silencio sin temor si te quiere seguirá a tu lado.
No decaigas que dicenque de todo se sale.
Muchos ánimos

Bollito dijo...

Pues a mi me pasa lo contrario. Tal cual pienso tal cual digo, y eso también es un problema. Depende del momento y la situación las personas sentimos y pensamos de una u otra manera. Estoy aprendiendo a callar, aunque reconocozco que me cuesta horrores. Supongo que lo importante es llegar al equilibrio. Y si sientes algo bonito, dilo! no pierdes nada, solo hacer feliz a la otra persona. Lo has sentido en ese momento, no? pues es lo que cuenta. Un beso nuuk.

alejandra dijo...

Yo.. que puedo decirte soy muy mala estratega, y el amor, es un juego... mejor hago como tu, y te regalo este silencio




.

Tom Baker dijo...

De silencios podría hablarte tanto...

Nuuk dijo...

++ neko ++ lástima que esos abrazos no estén siempre..

++ candela ++ así va la humanidad, arrastrada por el miedo..

++ Anónimo ++ No sé si pierdo más callando o no callando. A los fantasmas no hay por dónde cogerlos..

++ M ++ Gracias por tus ánimos. A veces prefiero que estén a mi lado de cualquier forma a que me quieran, al menos no sentiría la ausencia.

++ Bollito ++ Pienso igual que tú y actúo igual que tú, por eso me alarmo, si callo es porque algo no va bien..

++ alejandra ++ Gracias por tu silencio. Si el amor es un juego jamás podré ganar, porque de estretega tengo más bien poco.

++ Tom Baker ++ Háblame de silencios, seguro que entre las dos los rompemos todos.

Anónimo dijo...

Compartir un silencio mientras te abrazan, saber dejar ese espacio, crear el instante dónde las palabras fluyan, dejar el miedo en la retaguardia, dejando la puerta abierta al nudo en la garganta para que se suelte y sea libre....

El miedo puede ser una llamada de alerta a la prudencia... pero no el alimento para bloquearnos....

A.

Besos.

Anónimo dijo...

Heyy que es eso de no decir las cosas? Yo soy partidaria de que hablando la gente se entiende, xq sino uno solo se hace la cabeza y piensa e imagina algo q no es; xq por ahí a esa persona no la importunas con tus miedos o quizas está esperando ese te quiero no? Bah no se es mi humilde opinión, un beso muy grande :)
B.

simplemente yo dijo...

Bueno yo lo malo que tengo es que no sé callarme, Besos