jueves, 16 de septiembre de 2010

DESPUÉS DE UN MILLÓN DE VECES... Y AHORA QUÉ

"Ya sé, lo hemos hablado un millón de veces, pero mi sentido de la lógica me hace seguir buscando entre los recuerdos y tus besos y tu música algún resquicio de amor, el que callas pero expresas sin que te des cuenta, el que no dices y no demuestras pero lanzas al aire en ocasiones, cuando todo se pierde o cuando ganamos estando juntas y no existe nada más. No sé de dónde he sacado la fuerza para ser directa contigo, para preguntarte todo aquello que nunca quise escuchar, para autodestruirme el alma a pedazos teniendo las respuestas de antemano. Hay que ser masoca para mirarte a los ojos agonizando y esperar impaciente palabra tras palabra e ir cavando mi propia tumba. Para qué me dices la verdad pudiendo engañarme, qué poco peso puede llegar a tener la mentira si en ella todavía se puede respirar. Hay que quererse muy poco para no echarte de menos pero sí morirme sin tu olor. Hay que estar loca para seguir queriéndote así, para seguir luchando a contracorriente a pesar de todo, sin esperanza, sin un porqué, sin nada a lo que agarrarme. Hay que estar jodida para quemar los últimos cartuchos y ofrecerte lo que me quedaba sin esperar nada, simplemente, porque a estas alturas del guión, no se puede estar peor.

Sabes que lo único que me falta para completar la película son las causas, los motivos, los porqués, las explicaciones que se llevó el viento y que dices nunca existieron. Sabes que tengo mil caminos para resolver la incógnita de mi problema matemático y que me pierdo entre laberintos de incertidumbre, dudas y contradicciones. Pero necesito llegar a la solución final. No espero que sea la mejor para mí, eso ya me da igual, pero necesito resolverlo aplicando el sentido común, sin hacer cuentas al azar o tanteando a la suerte. Necesito que un número me lleve a otro, destapar ecuaciones, sumar, restar, multiplicar, dividir, seguir un proceso de lógica pura y dura que me lleve a una conclusión. Me da igual una solución positiva o negativa, sólo quiero dejar de romperme la cabeza y estar tranquila, cuadrar cuentas y conceptos y comprender las cosas para poder asumirlas.

Como siempre me dices, todo tiene un porqué, una explicación... ¿acaso mi problema matemático no? No me despejes la solución, sólo quiero el camino para llegar a ella. Del resto ya me ocupo yo".

Llueve en Madrid, y de qué manera...

14 comentarios:

candela dijo...

A veces, aunque no siempre, es mejor no saber, que el dolor que producen algunas verdades.

Saludos!

Ter dijo...

¿razones del corazón que la razón no entiende?
Sólo tú sabes si merece la pena el empeño.
Beso

larala dijo...

Pero llega el día en el que te das cuenta que ninguna explicación llenará ese vacío y para qué seguir buscando más porqués?

De masocas podemos hacer un club, yo ahora sonrío mientras me cuentan lo bien que les va desde que están juntos... me mata por dentro. Pero es lo que hay.

Ánimo! Y si llueve xq yo estoy de vacaciones.

Anónimo dijo...

Una vez más me dejaste sin palabras...
Un beso muy grande
B.

iTxaro dijo...

Lo sabes, sabes todo, pero como me pasa a mi... queda algo pendiente.

Algo pendiente para cerrar pero quizás sea una simple excusa de nuestro corazón, porque seguramente tras encontrar la solucción a tu problema matemático, surgiran otros porqués.Hasta cuándo??? no lo se ...estoy en ello

alejandra dijo...

Todo ocurre por una razón, y hay cosas que las palabras pueden romper, y otras que sólo con palabras se pueden crear... Mi abuela siempre me dice..."si está pa tí, está pá tí"... A trabajar la paciencia

Anónimo dijo...

Como dice Alejandra si es para ti lo será más tarde o más temprano. La solución está clara, cortar por lo sano y que le den, puede que así te busque.... Si no tienes la fuerza para cortarlo, construye la paciencia para llevarlo sin olvidarte de ti, de quererte y valorarte.

Besos, E.

olgaweb dijo...

A veces necesitamos cerrar las puertas, para abrir la luz, y no atarnos a nuestros pensamientos , necesitamos soltar, para poder VOLAR ¡¡¡

Nuuk dijo...

No puedo decir mucho más... GRACIAS a todas por vuestras palabras y cercanía, por vuestra compañía. Un abrazo enorme.

silvia dijo...

Gracias a Ti por mostrarnos como eres...

silvia dijo...

Gracias a Ti por mostrarnos como eres...

silvia dijo...

Gracias a Ti por mostrarnos como eres...

silvia dijo...

Gracias a Ti por mostrarnos como eres...

silvia dijo...

Gracias a Ti por mostrarnos como eres...