sábado, 20 de noviembre de 2010

FINALES PERFECTOS

Una noche de hace un par de años me ocurrió algo insólito: perdí la voz. Recuerdo estar en el coche, aparcada en al arcén, hablando por teléfono sin parar de llorar y gritar. Así durante horas. Al día siguiente salía de viaje a la boda de una amiga y al despedirme de mi madre no articulaba palabra, no podía emitir sonidos, me había quedado literalmente muda. Me asusté tanto que me tiré días rezando para que, si existía alguien por ahí arriba, me devolviera la voz y la vida. Temí no volver a hablar nunca más. Me atiborré a pastillas y caramelos de miel y limón pero no había manera. Me comunicaba por gestos y, aunque parecía divertido, cada vez que me quedaba a solas intentaba llorar, pero ni siquiera me salían gemidos de impotencia. Fue mi punto de inflexión. Me acojoné tanto, por mi salud, por el asqueroso mundo en el que estaba metida, que entonces decidí poner punto y final a la relación que mantenía con Leo, la psicópata. Antes lo había intentado más de un millón de veces, sin éxito. Y lo conseguí, claro que lo conseguí, pero tuve que morirme para poder resucitar después.

Otoño se me dio bien para decir BASTA. Ahora estoy teniendo sensaciones idénticas a las que tuve hace dos años, ese tocar fondo y flotar por inercia, el rozar los límites más prohibidos, el sentir que muero otra vez

No creo en el amor, pero sí en los finales casi perfectos. Porque el amor no existe, pero el desenlace de una historia que se rompe, por lo que sea, sí se puede construir de la manera menos dolorosa posible. Pero precisamente porque hay dolor la cabeza se descoloca, se enfurece y se entristece. Y el corazón se apaga como la vela a punto de rendirse a la oscuridad. No quiero no creer en la paradoja de construir un final. Derrumbar una relación piedra a piedra, ayudarnos mutuamente a colocarlas, cada una en su sitio, limpiamente, sin rencor. Mirarnos a los ojos y asumir que no puede ser. Darnos algunos restos de amor, muchos abrazos y echar a andar, cada una por su lado y, tal y como llegamos, marcharnos con una sonrisa agridulce en los labios, pero con una sonrisa al fin y al cabo.

Pero ahora no puedo ser adulta ni coherente. Menos que nunca soy dueña de mis sentimientos. La ira y el rencor me comen, me arrastran y, lejos de ser la sensata o insensata que aceptó ser la tercera, me he convertido en la despechada que no soporta que hagan de ella un sparring que se lleve todos los golpetazos y no aprenda a levantar cabeza. Sí, tal vez me esté equivocando de estrategia, pero no puedo dominar la rabia, ataco y rectifico, hiero y pido perdón, pero estoy tan absolutamente rota que los pocos papeles y la cordura que me quedaban los he tirado a la basura.

Tengo sentimientos encontrados, tantas ganas de verla como de enterrarla, el mismo deseo de abrazarla y olvidarla, la misma necesidad de tocarla y que desaparezca... Siento tanto amor como odio y estoy loca por llorar y gritar, gritarle hasta quedarme sin voz, otra vez, y así volver al punto de inflexión y renacer entre tanta esquizofrenia.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Este es el camino, y para adelante SIEMPRE, nunca para atrás, no dejes que nadie te arrestre hacia abajo,xq nadie puede superarte en fuerza, y más ahora que eres consciente.
Un abrazo de esos que recuerdes, para siempre.

Nusa dijo...

Sana, sanita, Nuuk...

M dijo...

Cambia los papeles y pasa a ser tú la que pegue los golpes certeros para descargar toda esa ira. Necesitas darle un final a esta historia, aunque no sea el perfecto, para volver a empezar.

http://www.youtube.com/watch?v=h5LXKh34gwI

rombo dijo...

Vaya derroche de sentimientos en este blog... Suéltalo todo así y te curarás...

candela dijo...

La cabeza alta y el corazón escondido, lejos de las manos que pueden hacer de el un órgano sin sentido.

Saludos!

Rubita dijo...

Estoy de acuerdo con Candela, protégete de todo aquello y de todos aquellos que puedan herirte. Te tienes que cuidar, niña!!

Muchos Ánimos!!!!!!

neko dijo...

Tiempo, solo te falta tiempo para comprender y comenzar a pensar de verdad en tí.

aniki dijo...

Qué bien se queda uno cuando suelta lo que siente. Y tú lo has hecho de forma magistral a través de un texto cargado de temperamento y decisión, como debe ser.

Besossss.

iTxaro dijo...

intenta acallar la mente
un achuchón

Nuuk dijo...

++ Anónimo ++ Voy para delante, y por eso prefiero no quedarme con ningún abrazo para recorda siempre, no vaya a caer en la nostalgia y.. en todo lo demás.

++ Nusa ++ Gracias.. esperaremos a mañana entonces..

++ M ++ El golpe certero está cerca, lo sé, pero ahora debo estar muy alerta.. gracias por tu canción, me ha encantado volver a escucharla. Un abrazo.

++ rombo ++ Ojalá todo se solucionara escribiendo y soltando toooda la rabia que uno tiene dentro, pero me temo que no será suficiente. Un abrazo.

++ Candela ++ ¿Qué hay que hacer para esconder el corazón? Un beso.

++ Rubita ++ Tú lo has dicho, la clave está en cuidarme, habrá que empezar por el principio.. besos.

++ neko ++ Estoy del tiempo hasta el mismísimo, lo que tengo es una paciencia que no me supera ni dios. Un besazo.

++ aniki ++ Y lo que me queda por soltar.. agárrate que vienen curvas. Besos.

++ iTxaro ++ Mente en blanco.. un fuerte abrazo niña.

Mr. Rific dijo...

Lo del bloqueo que comentas perdiendo la voz me pasó a mi tb una vez, por suerte duró apenas un rato y según me dijeron fue fruto de ansiedad.
Comprendo que la furia que sientes te domine y no contemples las opciones "civilizadas", de vez en cuando necesitamos sacar a pasear la bestia...

Mr. Rific dijo...

Lo del bloqueo que comentas perdiendo la voz me pasó a mi tb una vez, por suerte duró apenas un rato y según me dijeron fue fruto de ansiedad.
Comprendo que la furia que sientes te domine y no contemples las opciones "civilizadas", de vez en cuando necesitamos sacar a pasear la bestia...

Mr. Rific dijo...

Lo del bloqueo que comentas perdiendo la voz me pasó a mi tb una vez, por suerte duró apenas un rato y según me dijeron fue fruto de ansiedad.
Comprendo que la furia que sientes te domine y no contemples las opciones "civilizadas", de vez en cuando necesitamos sacar a pasear la bestia...

Mr. Rific dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.