viernes, 17 de diciembre de 2010

INFELIZ NAVIMIERDA

"Vengo del contenedor más al quinto pino de Madrid que he encontrado. Vengo de tirar tu regalo de Navimierda allá donde nadie pueda descubrirlo ni donde yo pueda volver a buscarlo arrepentida de romper la sonrisa de mi cara al dártelo. Vengo de caminar muerta de frío por las calles desiertas, con las emociones congeladas y la mirada perdida. Vengo destrozada, llorando como si fuera la primera vez que me hicieras llorar. Vengo de pasear por el subsuelo, sorda, muda, ciega, porque todos mis sentidos han dejado de sentir. Vengo de abrazar al aire y de hablar con las piedras, de gritar al cielo y clavar las rodillas en el asfalto sin percibir el más mínimo dolor. Vengo de echarme la bronca y de perdonarme, de preguntarme qué coño estoy haciendo, por qué caigo una y otra vez.

Hubiera tirado también todas las cosas que guardas en casa, pero tener el convencimiento de que puedo hacerlo en cualquier otro momento me resulta suficiente por ahora. Porque hoy, por fin, sé que puedo. Sé que puedo llenar una maleta y quemarla sin anestesia con tus fotos, con tus canciones, con tu ropa, con tu olor, con todos tus recuerdos. Contigo dentro si hace falta.

Todo este tiempo te he pedido por activa y por pasiva que te alejaras de mí, que si tanto me valorabas, que si tanto me querías me dejaras en paz, que te olvidaras de mí para yo poderte olvidar. Porque yo no tenía ni el valor ni la fuerza para intentarlo. Pero eras demasiado egoísta como para hacerlo. Ni conmigo ni sin mí. Ni comes ni dejas de comer. Tal vez nadie te haya dicho todavía que tienes una capacidad tremenda para volver loca a alguien, no loca de amor, sino loca de remate, de manicomio.

No sólo me conformaba con la mierda que me dabas, sino que me arrastraste contigo a tu desastre, como si yo no tuviera suficiente con el mío. No sólo no estuviste, sino que pides la compresión incomprensible, la tranquilidad que nadie más que tú debe encontrar, la justificación de tus actos. Pero me niego a excusarte una vez más porque tu actitud no tiene excusa, porque tus promesas son mentira, porque tus ganas no existen. Porque te has acostumbrado a que viva para ti, a que te vacíe de culpa, a que te perdone, a que te mire a los ojos sin rencor. Como un títere que has utilizado a tu antojo, como una marioneta sin personalidad que se mueve al son de los hilos que manejas. Pero tal vez no contabas con que podía levantarme de la silla y dejar de esperarte como una gilipollas, aún sabiendo que nunca tendría nada de ti, más que dos míseros abrazos mal dados y un polvo mal echado cada año bisiesto.

Te pedí que me hicieras estas navimierdas llevaderas, que estuvieras a mi lado de alguna manera, que no te escaparas estos días. Pero, quién soy yo para pedirte, ¿verdad?. No recuerdo un diciembre tan... duro de llevar. Te pedí que no me dijeras nada, si ibas o si venías, si estabas aquí o allá. Cada navimierda siempre había tenido un motivo por el que sonreír, si no era por un aliciente externo, alguno más absurdo que otro, era porque podía respirar sin la ayuda de nada ni de nadie, porque era feliz conmigo misma y no me hacía falta más. Pero te aseguro que no se me viene a la cabeza ni un diciembre con tanto dolor como el de este año, no sólo porque no estés, sino porque yo tampoco estoy conmigo, porque estoy bloqueada, frágil y muerta de miedo.

Sin embargo... si algo sé es que sí tengo el valor de cargar con esa maleta y tirarla a ese mismo contenedor y quemarlo vivo, con lo mejor y lo peor que viví contigo. Esperaría impaciente a la explosión, todos tus recuerdos por los aires junto con mis últimas lágrimas. Y después, la liberación. Porque por primera vez me veo capaz de mandarte a la mierda, de decirte hasta luego lucas, de desaparecer del mapa sin que jamás pudieras encontrarme. Y valorar esa posibilidad me alegra tanto como me entristece, porque la lucha ha sido difícil, el camino estrecho, los obstáculos imbatibles, las pausas demoledoras, la incertidumbre matadora, las treguas rotas, el equilibrio desequilibrado, la tranquilidad inexistente, la ansiedad por las nubes y el dolor, el dolor... inexplicable, incomparable, insuperable, descabellado, irracional e inadmisible.

No hay marcha atrás. No bastarán palabras, paja y más paja. No bastarán hechos. Llegaste tarde no porque no quiera aguantar más sino porque estoy consumida y mi alma extenuada. Ya es como pedir peras al olmo. Y el juego se acabó, no soy un juguete en manos de nadie ni un perro al que decir dónde tiene que cagar. Tú dejaste de ser tú porque así lo decidiste, pero yo dejé de ser yo porque aposté por ti, por una ilusión que empiezo a echarme en cara por haberme equivocado contigo. No por no haberme querido como yo te quise, sino porque nunca me demostraste que te importaba, porque cualquiera que me hubiera tenido algo de aprecio se hubiera ido de mi lado, con pena, pero se hubiera ido.

 Ya no tengo cartas que mostrarte. Todo te lo di, todo te entregué. Y a estas alturas, parece mentira que no te hayas dado cuenta de lo que dejas ir, de lo que has perdido.

Ni siquiera hay música, porque la música que nos acompañó en todo este tiempo se ha quedado hueca y no suena a nada, sólo ralla, aburre y enfurece. Porque hasta nuestra música ha dejado de tener sentido".

12 comentarios:

Cantares dijo...

Un abrazo grande

neko dijo...

No te conozco mas que por palabras, pero te aseguro que con cada escrito traspasas parte de tu dolor a quien lo lee.

Ahora que lo tienes claro, reacciona y no te permitas caer de nuevo, ni tú ni nadie se merece esto.

Espero que tu familia y tus amigos te ayuden a ver este diciembre de un color distinto.

Tom Baker dijo...

Amén...

Que se de cuenta de lo que ha perdido

De que lo ha perdido para siempre

De lo grande que eres

De lo grande que era su vida cuando tu entrabas en ella, por poco que fuera

Que te deje tranquila

Que te deje vivir

A la mierda! hombre ya...

Es tu momento, compañera ;)

M dijo...

Ahí es nada! Olé tú! Nuuk está de vuelta y pronto quedará atras esta navimierda y volverás a reencontrarte.
Ya has tomado las riendas y vas por buen camino.
Abrazos cargados de cariño

rombo dijo...

Permítame que bese sus pies, Madame.

Nuuk dijo...

++ Cantares ++ Mil gracias. Más para ti.

++ Neko ++ Muchas gracias, espero aprender algún día a transmitir también las alegrías. Ya pensaremos cómo aguantar la tormenta en diciembre. Abrazos.

++ Tom Baker ++ Gracias compi. Me importa una mierda si algún día se dará cuenta de lo que ha perdido, porque cuando lo haga, yo ya no estaré. Y sí, a la mierda! Hombre yaaa! ;). Muuchos abrazos.

++ M ++ Gracias, como siempre, por todo. Ahora sí que siento tener las riendas y, aunque de vez en cuando el paso sea más lento, nada me las podrá arrebatar. Montones de abrazos.

++ rombo ++ Un gran honor tus paseos por mi rincón. Un beso enorme.

Nusa dijo...

Me gusta el sustantivo nuevo que te has ivnventad, Navimierda, yo también pienso q estas fiestas son un rollo, y más tras una ruptura.

Pero mira, me gusta jugar con las palabras, y a tu neologismo lo he descompuesto, saliendo: Na-Vi-Mierda.

Un abrazo.

iTxaro dijo...

Bien, tomada la decisión, ahora se egoista y piensa solo en ti.

Hacia adelante

Diciembre pasará como pasará el dolor, lo que venga seguro que es mejor (peor no puede ser no?)
muchos achuchones

La Herida dijo...

Qué desgarro! :)

Todo pasa y de todo se aprende, distingue este punto y final, que cuando acabas solo hay que hacer críticas y quedarse uno con todo aquello que le ha hecho llorar y reir, con lo que ha aprendido y con lo que se ha equivocado.

A veces las rupturas nos abren los ojos en este terreno tan importante, mañana serás más fuerte, mejor luchadora y mejor amante. :)

guada dijo...

ole tus cojones, ahora a mirar por tí y a no dejarte avasallar por nadie, nadie se merece que lloremos
besos y ánimo

Rubita dijo...

ahí, ahí, Nuuk, paso a paso, tranquila pero firmemente. Ya estas en el camino, sólo cabe ir avanzando!!!!

vitory dijo...

Gracias por ayudarme a Dr.akpada unir mi relación acaba en el plazo de 48 horas. Todavía recuerdo aquellos período en el que yo estaba teniendo problemas con mi amante, pero hoy a través de la ayuda de Dr.akpada de akpada TEMPLO, estoy teniendo la alegría en mi relación. Y si usted está teniendo problemas en su relación el lugar adecuado para lograr que se resuelve es en: (akpadatemple@hotmail.com). Por su ayuda todos sus problemas serán resueltos dentro de las 48 horas