martes, 4 de enero de 2011

2011 SERÁ MI AÑO (como siempre, claro)

Me decía una amiga que el otro día leyó un post aterrador, el de las Navimierdas. ¿Aterrador? - le contesté. Aterradora la cara de la ignorante y cortita de la otra si se enterara de algunas cosillas la mar de interesantes. ¿Es un delito la tentación? ¿Es pecado? La tentación de cruzar once o doce calles y plantarte en la puerta de su casa, tocar el timbre y anunciar la buena nueva cual arcángel Gabriel a María...

Cuando una es La Tercera y sufre, y sufre a rabiar, más de una vez se plantea cagarla y destrozar no una vida ni dos, sino tres. ¿Son instantes de ira? ¿Ladridos sin llegar a morder? Uno no se cansa de ser bueno, pero sí de ser gilipollas. Si todos tenemos la potencial capacidad de matar en un estado de enajenación mental transitoria, no debe ser difícil traicionar a alguien en un momento de calentón. Que se nos vaya la cabeza y la lengua. Que el dolor se haga odio y arrase con todo a su paso. Esa especie de locura fugaz que aparece y se va, que reaparece y se queda.

Estas últimas semanas se han teñido de desorden. En tooooodo este tiempo atrás con ella he podido sentirme mal por una situación complicada y difícil de llevar, pero jamás pude reprocharle nada. Al fin y al cabo, las dos éramos adultas y lo consentíamos. Sin embargo, parece que ahora se le hubiera cruzado un cable. Ha perdido las formas y hasta su voz suena diferente. Es muy consciente de su actitud, de sus faltas de respeto y de sus humillaciones. Grita y calla. Escupe veneno y pide perdón. Se vuelve loca y desaparece. He intentado ayudarla, estar a su lado, entenderla y meterme en su ser, pero una tampoco es la buena samaritana que la sacia siempre con dulzura y comprensión, y me empieza a aflorar esa frustración, esa rabia, ese qué coño está pasando aquí y ese vete a tomar por culo, imbécil.

Debo reconocer (y cada vez me cuesta más reconocer) que tengo una angustia permanente en el estómago. Que sabe que estoy mal y se larga sin piedad. Que se le cae la cara de vergüenza o es que ya no tiene vergüenza. Que le digo lo que pienso de sus actos y encima se me pone chula. Que no sabe agachar la cabeza y ser humilde. Que no queda nada de la niña que conocí. Que no tiene los cojones de venir a buscarme para mirarme a los ojos y confesarse conmigo. Que viene corriendo cuando le conviene, que sale corriendo cuando quiere.

Sabe que prefiero no saber nada que estar mal con ella. Pero se esfumó de la faz de la tierra. Se esfumó previa discusión de las que hacen época. Se esfumó como los cobardes, sin conversaciones razonables y por la puerta de atrás. Con su último cruce de cables y mis últimos reproches.

Estoy hasta los cojones de que todo el mundo me diga que 2011 será mi año. Esta vez yo también lo digo, la verdad, pero con grandes reservas. De momento estoy deseando que se acaben ya estas Navimierdas y que, después de lo bien que me he portado este año y de todas las inclemencias que he tenido que aguantar, los Reyes Magos tengan el detalle de regalarme, al menos, un año de TRANQUILIDAD. No pido más.

Y de paso, feliz 2011 y tranquilidad para todos.

12 comentarios:

iTxaro dijo...

si me permites el atrevimiento Este año tiene que ser el de la transición , un año simplemente de paso, donde será el de la tranquilidad conforme pase los meses (aunque haya sube y bajas), pero eso si, debes proponértelo y dejar a un lado la fuente que te produce esas angustias, mientras esté cerca no srá un sube-baja lo que tengas sino montañas rusas (de las de miedo)


mucho ánimo y fuerza

rombo dijo...

Será un año más... Y solamente con eso, ya es bastante...

Cantares dijo...

Lo único que cambia es el calendario,(a mi entender), la vida es una continuidad entrelazada de tiempos y circunstancias.
A veces, aunque resulte duro, hay que tomar las riendas y cortar con lo que nos hace daño para poder retomar la buena senda, serenamente.
Besos grandes

Aniki dijo...

Yo no deposito mis esperanzas en el año nuevo. Cualquier cosa que deba hacer, debería hacerla ¡ya!

Besosssss.

candela dijo...

Se nota el dolor.

Ánimo

El Drac dijo...

jajaja "navimierdas!!" me ha hecho mucha gracia; generalemente creo que eres una persona perfeccionista y por tanto siempre andas bscándole la justicia a las cosas, la reciprocidad pero no las hay!! no ves que los seres humanos somos egoístas por naturaleza y hemos implantado un modo de producción capitalista sinónimo del egoísmo, enotnces, ¡nada!, a ser más irónica, aprende a burlarte hasta de tus caídas y al final sabrás que te ha reído tú de la vid ay no ella de ti. Un gran abrazo

Larala dijo...

La cosa es sabes estar tranquila?
Yo demasiadas veces me lo pregunto y la respuesta es un rotundo NO. Lo q es una pitada en demasiadas ocasiones.

Mucho animo! Ya x suerte nos qdan pocos días d Navidad.
Un besazo!

M dijo...

Después de la charla que has mantenido con sus majestades espero que hayan atendido tus súplicas y te traigan un año de tranquilidad y sosiego.
Yo por mí parte les he pedido para tí un año en el que dejes atrás esa angustia y en el que recuperes tu sonrisa.

Vámonos....
http://www.youtube.com/watch?v=ap1OoEDHYrM

Nuuk dijo...

++ iTxaro ++ Ha empezado la transición.. que dure poco. Abrazos.

++ rombo ++ No es poco, pero habrá que vivirlo. Besos.

++ Cantares ++ Has pronunciado la palabra mágica, serenamente. Lucharemos. Un abrazo.

++ Aniki ++ El tiempo apremia, tengo prisa. Besos.

++ candela ++ Amainará. Un beso.

++ El Drac ++ Me encanta tu manera de ver las cosas. Tendré que hacerte caso. Abrazos.

++ larala ++ Se acabó la Navimierda, llega la tranquilidad, por fin. Besos!

++ M ++ Gracias por tus peticiones, te contaré si se hacen realidad. Y gracias por esa canción de mi Alejandro ;). Un fuerte abrazo.

neko dijo...

nuuk, este puede ser o tu año o no serlo, pero tú tienes mas que ver en ese resultado del que crees. Haz algo por ti misma y ayuda a que este 2011 no sea una mierda.

Tom Baker dijo...

Oye... y este año... por qué no?? ;)

Nuuk dijo...

++ neko ++ Tienes razón, sólo depende de mí, no del año. Se hace lo que se puede, te lo aseguro. Besos.

++ Tom Baker ++ Sin duda, este año será el año, nosotras lo haremos grande ;). Un abrazo fuerte.