jueves, 20 de enero de 2011

SI ME OLVIDAS

La tormenta nunca avisa. Es así de cruel, de impaciente. Es brusca, no tiene piedad. No se puede ver el sol sin antes soportar los días de lluvia. A veces se lleva bien, otras no tan bien. ¿Cómo estás? - me preguntan. A ratos - contesto siempre. Porque ya no piso el cielo o el infierno, pero sí rozo las cenizas aunque a veces despego hasta tocar las nubes. Pero quedan los días grises, que son peores que los negros cuando todo va medio bien.

Apenas respiro, se me agota el oxígeno. Demasiado estrés, trabajo, exámenes, desilusiones. Se supone que no tendría que tener tiempo para pensar, pero siempre lo encuentro entre apuntes, en el metro o en la cama antes de enfrentarme al insomnio. Esta noche no pinta bien, dos madrugadas seguidas llorando no cabía en mis planes. Me apago al ver que se apaga. No puedo hacer nada, si no depende de mí, tengo que dejar que el tiempo ponga las cosas en su sitio.

¿Dónde quedo después de la partida? ¿Qué queda? Tanto esfuerzo para echarlo todo a perder. Se va, se me va, y esta vez sí que parece la definitiva. Porque ya no la siento, ya no me hace reír, ya no me mira ni me habla, ya no se estremece, ya no se acerca ni me pide abrazos. Sé que se va y tratar de retenerla será darme contra un muro que nunca conseguí atravesar. Media vuelta y volver a empezar. Y no lo asumo.

Asumo su vida, sí, pero no asumo que ya no me quiera, que ya no quiera sentirme, que ya no quiera verme, que me olvide, porque sé que me está olvidando... que se quiera marchar para encontrar su verdad, y sentirse libre y limpia, y poder dormir por las noches tranquila, en paz.

Cuántas noches, sin embargo, me quedarán a mí para no tropezarme con los fantasmas del recuerdo...



Porque si me olvidas... vivirás tranquila.
Te regalo un nuevo camino, te doy vía libre.

10 comentarios:

El Drac dijo...

¡Qué es lo que nos hace sufrir cuando alguien nos abandona? ¿El quedarnos sin ésa persona que al irse prueba que no nos quiere?, o nuestro ego lastimado que no asume que no nos quieren

guada dijo...

yo a veces creo que lo segundo, nos pica el orgullo, al menos en mi última relación me paso, luego todo acaba en su sitio...
ánimo que todo pasa
besos

AZAHARA dijo...

Cómo se sufre por amor eh? Es un dolor tan profundo, te desgarra por dentro, que te olviden, que te dejen, uff! Es horrible...

alejandra dijo...

Ya lo decía Neruda, es tan corto el amor y tan largo el olvido...

alejandra dijo...

Ya lo decía Neruda, es tan corto el amor y tan largo el olvido...

iTxaro dijo...

pero al final lo conseguirás, tener una noche tranquila seguida de otra y otra y otra.....


un gran achuchón

La Herida dijo...

Quisiste coger algo con tus manos, y se te escapó. Te han golpeado, y ahora te preguntas el porqué, pero quizás te equivoques. Tal vez la pregunta sea: "¿Para qué?"

Puede que despiertes o puede que no, pero tu vales más que una ilusión muerta.

M dijo...

Puede ser que ella haya decidido pasar página pero dudo mucho que olvide todos y cada unos de los momentos que ha vivido junto a tí.

Llegará un momento en el que a tí te ocurra lo mismo, que consigas afrontar un nuevo día sin sentir ese enorme vacio, puede ser...

http://www.youtube.com/watch?v=65jjBUw88o8

candela dijo...

Cuesta tanto dejar que alguien se vaya, cuando ves que ya no puedes hacer nada...

Besos

Kazachok dijo...

En respuesta a El Drac(? lo que duele me parece que nose si es tanto el ego, sino sentir que se pierde dignidad. Es el orgullo que genera la bronca de creer que una persona te mintió mirandote a los ojos, te enamoro con cada gesto..como a todas las demás. Para después..aburrirse y una queda pensando.. Ya probó que podía levantarme, ilusionarme,mentirme,enamorarme y dejarme sin motivo aparente.

"Sin una mentira escrita en un papel, sin decirme nada, se fué."

Ya no piso el cielo o el infierno, pero sí rozo las cenizas aunque a veces despego hasta tocar las nubes. Pero quedan los días grises, que son peores que los negros cuando todo va medio bien.

Me encantó esta parte ,me sentí muy identificada en días que pienso... PARECE UN DOMINGO! aunque no lo sea, suelen deprimirme esos días. Cuando hay tanto calma en el aire, tantos bellos y tristes atardeceres..y tantas ganas de llorar por no tener al lado a esa persona especial, para disfrutar lo que es unir 2 almas con solo mirar al cielo tomados de la mano.