sábado, 8 de marzo de 2014

CAL Y ARENA

Los encuentros se alargan entre silencios y miradas que dicen todo. Resulta que piensas como yo, que te doy una de cal y otra de arena. Me has copiado mi resumen sobre ti. Tal vez tus emociones sean muy parecidas a las mías, pero tú, fiel a tus barreras, las callas mientras yo les pongo voz. Echo de menos tus devoluciones, ese gesto de complicidad que afirma que vamos a la par y mantenemos el mismo ritmo. Pero a veces callas tanto que me vuelvo loca pensando si todas las sensaciones que recorren mi cuerpo y mi cabeza son las mismas que sientes y padeces tú.

Después de cada noche en tus brazos sin despertar en ellos, me levanto con una especie de resaca emocional que acentúa la ausencia de tus señales de humo. No desapareces, pero apenas dejas unas cuantas migajas de pan que me hacen seguirte desorientada. Y me desordeno otra vez cuando intento acceder a tu pensamiento, que no dice nada. Me desordeno porque acostumbras, sospecho que de forma inconsciente, a salir corriendo un rato para luego volver al punto donde nos habíamos quedado. Intuyo tu necesidad de respirar lejos de mí para amueblar pausadamente toda esta montaña de emociones que revives cada vez que nos acercamos y nos miramos a los ojos.

Lo cierto es que, en determinados momentos, me comen las dudas aunque después consiga apaciguarlas. Y te dejo de sentir tan rápido como te vuelvo a sentir. Y cuando me callo por prudente, eres tú la imprudente que hace que me deje llevar otra vez al compás que van marcando nuestros miedos y nuestras ganas. Y al final siempre nos encontramos en cada beso y todo fluye, y sobra todo.

Para paliar estas dudas momentáneas, echo mano de todos esos instantes en los que me pides que te abrace y que no deje de abrazarte, de esa tranquilidad que siento cuando te quedas dormida encima de mí como un bebé que no entiende de dolor, de tus besos interminables, de tus cálidas caricias, de esa mirada que me parte en dos y de tus palabras cuando te atreves a expresar lo que sientes. Y lo haces con cautela porque tu alma herida no te permite más. Y trato de comprenderte, respetarte y apoyarte.

Cuando me notes perdida, recuérdame que tu corazón está hecho trizas, que apenas tienes nada que ofrecerme porque te dejaron exhausta y vacía. Recuérdame que estás hecha de escudos y capas, que sacas la espada porque tienes miedo a que te hieran más, que lloras por dentro aunque rías por fuera, y que tu cama y tu alma están en ruinas. Recuérdame que te disfrazas de coraza para protegerte, que eres inaccesible por obligación, fría porque temes calentarte y dura para poder respirar. Que das un paso adelante y dos atrás porque no te hace bien complicarte, porque hay demasiado que curar y no menos que romper y enterrar. Recuérdame que tu implicación es mínima no porque no quieres sino porque no puedes, porque no sabes nada. No sabes dónde estás ni hacia donde ir. Apenas piensas, sólo vives, disfrutas e improvisas y, cuando nadie te ve, luchas contra tus fantasmas.

Háblame y recuérdame todas estas cosas cuando me veas flaquear. Porque será casi la única forma de no dejar de estar a tu lado.


10 comentarios:

Cantares dijo...

CUANTA PASION!
Besos

candela dijo...

Sencillamente brutal. A veces la mejor manera que tenemos de pedir y dar amor, es pedir abrazos.

Saludos

Pez en un Carrousel dijo...

Compatibilidad. Esa persona calla, tú le pones banda sonora a sus silencios.
Que las dudas sean solo eso, dudas. Abrazadas con besos, calladas con caricias.
Me encanta :)
Besitos.

Miss Carrousel

hiro dijo...

Qué bonito escribes!
El amor es comprender al otro, respetarle, ponernos en su lugar... Si ella, como le pides, te habla y te recuerda todo eso, el amor prevalecerá.
No hay nada que cure más que un abrazo.
Un beso!

Nuuk dijo...

++ Cantares ++ No pensaba que hubiera tanta, está bien que me llegue lo que se ve desde fuera ;). Un abrazo.

++ Candela ++ Estoy de acuerdo, pero qué difícil no obtener unas pocas palabras cuando se necesitan... Un abrazo :)

++ Pez en un Carrousel ++ Gracias por pasarte por aquí y por tu comentario. Es cierto que sobran las palabras, pero a veces, en la distancia, es el único tesoro que podemos tener. Un abrazo :)

++ hiro ++ Muchas gracias por tus palabras. En ello estoy, en comprender y respetar, en controlar, en gestionar. Y en no dejar de pedir un abrazo sin miedo. Un abrazo :)

Anónimo dijo...

Pasion, amor......recorde todo eso que tantas veces senti..hoy en una relacion de dos años siento estar muerta, quien escribe no es mas que un vago recuerdo de lo que fui..disfruta tu amor, que esa es la mejor forma de vivir existir...

Comecocos dijo...

Me parece precioso que quieras así, respetando eso que casi nadie es capaz de entender.

un besote!

Lachicadelosjueves dijo...

Sencillamente, me ha encantado. Es como si hubieras escrito por mí, ha sido brutal.

Hacía ya unos cuantos blogs que no me emocionaba,

Gracias :)

Lía! dijo...

Vaya que hondo a calado este escrito tuyo... Y es que yo estoy del otro lado tambien esperando un mìnimo abrazo que me devuelva esa paz interior que me hurtò se supone quièn me amaba...
Si poder haber conseguido me amaran asì, pues creo que estarìa sumida en un vendabal de abrazos furtivos, idilicos, covijadores y por sobre todo de abrazos de amor!

Me ha encantado tu forma de expresiòn verbal, escrita y corporal...
Bss

Nuuk dijo...

++ Anónimo ++ A veces vivir las cosas con tanta intensidad te desborda tanto que llegas a perder el control, pero no sé ni quiero hacerlo de otra manera. Estoy convencida de que la vida te traerá otras sorpresas. Un beso y ánimo!

++ Comecocos ++ Gracias siempre por tus cálidas palabras. Un abrazo.

++ Lachicadelosjueves ++ Me emociona que te emocione. Gracias a ti por pasarte por aquí y dejar tus palabras. Un abrazo.

++ Lía! ++ Gracias Lía por tus palabras... no debemos recibir menos de lo que merecemos, no podemos vivir a expensas de unas migajas y otras sobras.. sé fuerte. Un abrazo y ánimo!