martes, 3 de mayo de 2016

Y TÚ A LO TUYO Y YO A LO MÍO

Hay días en los que te desarmas hasta las entrañas y lo de siempre quema como nunca. Que las tiritas se despegan a jirones de la piel y no hay remedio efectivo para recuperar la respiración. Quieres abandonar y, sin embargo, la cabeza escupe recuerdos de los bonitos, de los que no se olvidan y escuecen cuando tratas de enterrarlos o, al menos, dormirlos. No hay conversación que te alivie ni abrazo que te reconforte, no hay borrachera que ahogue las penas, no hay mares ni montañas en los que encontrarte, ni besos en los que mecerte. Cuando te desgarran el alma es como si el mundo se hubiera convertido entero en infierno y no hay fe por escapar ni huellas que seguir.

Y es que te miro y tardas un segundo en perderme de vista. Y vuelvo a lo mío y no me buscas, ni me rozas ni me coges de la mano. Vuelvo a lo mío y tú a lo tuyo, como si nunca hubiéramos sido una. Me enfadas tanto que te pongo frente a un espejo y te cuento más rápido que lento lo que pueden estar percibiendo tus sentidos. Te miras y sales corriendo, y entonces entiendo que te has visto fea, con lo preciosa que siempre te vi yo. Pero te vas tanto de mí, que la música sigue sonando y creo que las letras son para otra, que te abrazo por detrás porque me das la espalda. Y es que te miro y estás a años luz de lo que fuimos.

5 comentarios:

Ana Bohemia dijo...

Precioso texto.
Saludo;)

Ana Bohemia dijo...

Precioso texto.
Saludo;)

Nuuk dijo...

Muchas gracias Ana, también por pasarte. Saludos para ti.

Damaris Aguirre dijo...

Super hermoso.

Nuuk dijo...

Muchas gracias Damaris, tus palabras son aliento. Un beso!